Revista FV - Fotovídeo Actualidad

  • Inicio
  • Novedades
  • Noticias
  • Agenda y Concursos
  • A primera vista
  • Edición digital para suscriptores
  • Suscripción

Jue08132020

Última actualizaciónMar, 04 Ago 2020 3pm

Back Usted está aquí: Inicio Agenda y Concursos Agenda y Concursos Convocatorias Joan Fontcuberta, Mictlán

Joan Fontcuberta, Mictlán

El fotógrafo y teórico de la fotografía, Joan Fontcuberta (Barcelona, 1955) anda desde 2019 por tierras mexicanas enfrascado en un proyecto titulado Mictlán.
Mictlán es el lugar al que van los muertos de muerte natural en la cosmogonía nahua (mexicas, tlascaltecos, chalcos y otros pueblos mesoamericanos de lengua náhuatl). El proyecto de Fontcuberta también bucea entre los muertos, ya que el autor ha rebuscado entre los fondos de varios archivos fotográficos mexicanos en Pachuca (Hidalgo), Puebla (Yucatán) y Ciudad de México, donde ha hallado y seleccionado imágenes deterioradas relativas a la historia de México. Estas imágenes cubren desde la Revolución, los hitos dramáticos, las personalidades públicas, hasta la vida social y familiar e incluyen retratos de Zapata, fusilamientos y bodas y bautizos, y tienen en común que todas está deterioradas por la acción del tiempo.
De las más de 1.200 imágenes Fontcuberta ha seleccionado 80, que se podrán ver en forma de exposición en la sala de Hydra+Fotografía en la colonia Roma de Ciudad de México. La muestra se inaugurará el próximo 6 de marzo de 2020. Hydra+Fotografía se fundó en México como una plataforma para generar proyectos relacionados con el medio de la fotografía. Asimismo, se publicará un libro con el proyecto.
Mictlán se imbrica muy bien en el discurso que Fontcuberta mantiene, gracias al que se hizo acreedor al premio Nacional de Literatura en la modalidad de Ensayo por su libro La cámara de Pandora en 2011.
En una recientes declaraciones hechas en Ciudad de México ha dicho: “No hay un respeto a la pervivencia de la fotografía como sucedía con nuestro padres o abuelos. Nuestra relación con la imagen ha cambiado y la fotografía ya no tiene necesariamente que desarrollar ese mandato de memoria (…) Las imágenes desmaterializadas son aquellas que pierden el cuerpo, el soporte. Son imágenes que viven las tarjetas de las cámaras digitales, en las pantallas del ordenador, en la nube, en internet, pero realmente no son tangibles, no se tocan y necesitan de unos sistemas de codificación para ser visibles (…) [La fotografía] ya no es algo con un valor al que reservamos nuestros hechos más solemnes, celebraciones o hechos históricos, hoy tomamos fotografías de cualquier cosa y eso hace que el valor de la imagen sea más lineal, más cercano, pero también más trivial (…) con la fotografía analógica la memoria era una obsesión y con la posfotografía, la memoria es una opción”.

Para más información: https://hydra.lat