Hasselblad presenta una nueva cámara y tres objetivos

Hasselblad ha presentado su nueva cámara X2D, la tercera del sistema de formato medio de la empresa. La X2D sale a la venta junto con tres nuevos objetivos XCD V f/2,5 con longitudes focales de 38 mm, 55 mm y 90 mm.

Hasselblad X2D 100C
La Hasselblad X2D 100C cuenta con un sensor CMOS retroiluminado de 100 megapíxeles, con un formato de 43,8 mm x 32,9 mm, que, según Hasselblad, ofrece una gama dinámica de hasta 15 pasos, gracias a su profundidad de color de 16 bits. La estabilización del sensor se consigue mediante un sistema de estabilización de imagen en el cuerpo (IBIS) de 5 ejes que, según la compañía, proporciona hasta siete puntos de compensación.
El sistema de enfoque automático cuenta con 294 zonas por detección de fase (PDAF). Las imágenes se captan en formatos jpeg y en el formato raw propio de la marca, conocido como 3FR, y se almacenan en una tarjeta CFexpress tipo B o en el disco duro interno SSD de 1 TB de la cámara.
Otras características de la nueva cámara incluyen un visor electrónico OLED de 1,27 cm de diagonal, con un total de 5.760.000 de puntos RGV, 1 aumento y una tasa de refresco de 60 fps. También cuenta con una pantalla informativa monocroma en la parte superior, que tiene una diagonal de 2,74 cm, la cual sirve para mostrar los ajustes de la cámara. Además, dispone de una pantalla táctil inclinable con una diagonal de 9,14 cm y 2.360.000 megapíxeles en la parte trasera de la cámara, que sirve como punto principal de interacción para la interfaz de usuario Hasselblad (HUI).
De acuerdo con la firma, la batería extraíble de la cámara tiene una capacidad nominal de 420 disparos, aunque en el uso real de la cámara esta cifra suele ser superior. Sin embargo, si se queda sin batería, la carga rápida PD 3.0 permite volver a disparar rápidamente sin necesidad de contar con un cargador específico.

Objetivos
Los tres nuevos objetivos cuentan con un módulo de enfoque mejorado accionado por un motor de pasos, así como con un obturador central mejorado, que es aún más compacto que en modelos anteriores, y que permite la sincronización del flash a todas las velocidades de obturación, la máxima de 1/4.000 s. Los tres objetivos comparten también un diseño totalmente metálico con escalas de distancia grabadas y un selector AF/MF, que permite cambiar entre el enfoque automático y el manual empujando o tirando del anillo de enfoque.
Hasselblad también ha añadido un anillo de control del objetivo que se puede personalizar para adaptarlo a las necesidades del usuario.
El Hasselblad 38 mm f/2,5 (equivalente a 30 mm, en formato completo) está construido con 10 lentes en 8 grupos, incluyendo tres lentes asféricas y dos lentes de dispersión extrabaja. Tiene una gama de aberturas de f/2,5 a f/32, utiliza una rosca de filtro frontal de 72 mm, proporciona una distancia mínima de enfoque de 30 cm y está dotado de un mecanismo de enfoque interno. Mide 68 mm de largo y 76 mm de diámetro y tiene un peso de unos 350 gramos.
Por su parte, el 55 mm f/2,5 (equivalente a 43 mm, en formato completo) está construido con 9 lentes en 8 grupos, incluyendo 3 lentes asféricas y una de dispersión extrabaja. La gama de aberturas es la misma que la del 35mm, f/2,5 a f/32, y también utiliza una rosca de filtro frontal de 72 mm, con una distancia mínima de enfoque de 45 cm. Es algo más largo que el modelo de 35 mm, con sus 72 mm, pero tiene el mismo diámetro de 76 mm, y no es mucho más pesado, 372 gramos.
Finalmente, el objetivo Hasselblad 90 mm f/2,5 (equivalente a 71 mm, en formato completo) está construido con 9 lentes en seis grupos, incluyendo una lente asférica y una lente de dispersión extra baja. Su gama de aberturas es la misma que la de los otros dos, así como la rosca para el filtro. Permite una distancia mínima de enfoque de 67 cm. Tiene 95 mm de largo con un diámetro de 75 mm y pesa aproximadamente 551 gramos.

Para más información: www.hasselblad.com