Cámara Nikon Coolpix W150

Nikon ha presentado su nueva cámara sumergible Coolpix W150, que desde luego no alcanza ni en resolución, ni en calidad de objetivo a la W300. Tampoco lo pretende, ya que se trata de una cámara más familiar. Sin embargo, es igual de resistente al agua, al polvo, a los golpes y al frío. Aguanta sumergida hasta una profundidad de 10 metros, caídas desde 1,8 metros y temperaturas de hasta 10 °C bajo cero. El objetivo es un equivalente a un 30-90 mm, f/3,3-5,9 y consta de 6 lentes en 5 grupos. Tanto en la grabación de vídeo, como en la toma de fotos, emplea la estabilización electrónica. Además, cuenta con efectos que se pueden aplicar a las imágenes para luego compartirlas con SnapBridge. Se vende en tres colores (blanco, naranja y azul) o con dos diseños estampados (floral y vacaciones).

Para más información: https://www.nikon.es/