Revista FV - Fotovídeo Actualidad

  • Inicio
  • Novedades
  • Noticias
  • Agenda y Concursos
  • A primera vista
  • Edición digital para suscriptores
  • Suscripción

Jue08132020

Última actualizaciónJue, 13 Ago 2020 10am

Back Usted está aquí: Inicio Noticias Noticias Noticias el mundo Huawei, en la lista negra y más allá

Huawei, en la lista negra y más allá

Hace un año ahora, el gobierno norteamericano del inefable Donald Trump colocó a Huawei, y a muchas de sus empresas subsidiarias, no solo con sede en China sino también por todo el mundo, en la lista negra de compañías a las que se restringe el acceso a las tecnologías de origen norteamericano. Ahora, además de mantener la prohibición de equipos de telecomunicaciones (léase 5G) por parte de las empresas norteamericanas del sector, la restricción se acaba de ampliar a los chips incorporados en los móviles y otros dispositivos, así como sus respectivas tecnologías. Un golpe bajo más a China, a través de Huawei, cuando el coronavirus campa por sus respetos por todo el territorio norteamericano, tanto por la dejadez como por la ignorancia del presidente de la que dicen que es la mayor potencia económica del mundo. Además, en muy pocos meses, el susodicho se enfrenta a unas elecciones generales que bien podría perder, pero que ganaría el pueblo norteamericano y todo el mundo, por lo cual tiene que demostrar que sigue siendo, o lo intenta, el más macho. Ya conocemos la técnica habitual de Trump: primero te doy una patada donde pueda y más te duela. Al rato, negociemos.

Declive tecnológico
Es cierto que el declive de un imperio, acrecentado por el aislacionismo del mencionado sátrapa, es duro y muy difícil de aceptar, pero creemos que guste o no a algunos o muchos, el mundo, a pesar de la globalización, va a contar con nuevas potencias, tanto en lo político, como en lo económico y lo tecnológico, así como con un mayor equilibrio en general.

Principal afectado
Huawei, como principal afectado, acaba de hacer pública una dura declaración, que reproducimos íntegra a continuación, justo cuando estaba prevista la celebración de una cumbre de analistas de todo el mundo en su sede central de Shenzhen (China), en la que estaba previsto que la compañía presentara sus últimas innovaciones y logros tecnológicos.

“Huawei se opone categóricamente a las enmiendas realizadas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos en su normativa relativa a los productos extranjeros (FDPR) que ataca directamente a Huawei.
El gobierno de los EE UU incluyó a Huawei en la Entity List el pasado 16 de mayo de 2019 sin justificación. Desde ese momento hemos mantenido nuestro compromiso de cumplir con todas las normas y regulaciones del gobierno de EE UU, a pesar del hecho de que había elementos industriales y tecnológicos clave que no estaban disponibles para nosotros. Al mismo tiempo, hemos cumplido nuestras obligaciones contractuales con los clientes y proveedores, y hemos sobrevivido y seguido adelante a pesar de las circunstancias.
Sin embargo, en su incesante búsqueda de reforzar la presión sobre nuestra compañía, el gobierno de Estados Unidos ha decidido proceder e ignorar por completo las preocupaciones de muchas empresas y asociaciones industriales.

Efectos en toda la industria
Esta decisión ha sido arbitraria y perniciosa, y amenaza con socavar a toda la industria a nivel global. Este nuevo reglamento afectará a la expansión, el mantenimiento y la operativa de redes por valor de cientos de miles de millones de dólares que hemos implementado en más de 170 países. También afectará a los servicios de comunicaciones para los más de 3.000 millones de personas que usan productos y servicios de Huawei en todo el mundo. Para atacar a una empresa líder de otro país, el gobierno de los Estados Unidos ha dado la espalda intencionadamente a los intereses de los clientes y consumidores de Huawei. Esto va en contra de la afirmación del gobierno estadounidense de que la decisión está motivada por la seguridad de las redes.

Pérdidas en diversos sectores
Esta decisión del gobierno de Estados Unidos no solo afecta a Huawei. Tendrá un grave impacto en una gran cantidad de industrias mundiales. A la larga, esto dañará la confianza y la colaboración dentro de la industria global de semiconductores de la que dependen muchas industrias, aumentando el conflicto y las pérdidas dentro de estos sectores. Estados Unidos está aprovechando su fortaleza tecnológica para aplastar a las compañías fuera de sus fronteras. Esto solo servirá para minar la confianza que las compañías internacionales depositan en la tecnología y las cadenas de suministro estadounidenses, dañando también los intereses de los Estados Unidos.
Huawei está llevando a cabo un examen exhaustivo de esta nueva normativa. Nuestro negocio se verá inevitablemente afectado, pero haremos todo lo posible para buscar una solución. Esperamos que nuestros clientes y proveedores continúen apoyándonos y minimicen el impacto de esta decisión discriminatoria”.